May 13 2019

Lean Six Sigma: Una metodología para todo propósito

  • Compartir

Publicado el 13 de mayo, 2019

Escrito por Yuri Espinosa Msc, Docente UAM

Desde sus orígenes (Bill Smith, Motorola 1987), hasta su popularización por General Electrics®, la metodología Six Sigma (o Seis Sigma) ha sido caracterizada como “Una filosofía de trabajo y una estrategia de negocios que se basa en el enfoque al cliente, busca la reducción de la variabilidad de los procesos para que se encuentren siempre dentro de los límites establecidos por el cliente”. Mientras que la metodología “Lean Manufacturing o Manufactura Fina” desarrollada en Japón en la década de 1950, se centra en la eliminación de pasos innecesarios del proceso, teniendo su máxima expresión en el Sistema de Producción de Toyota®.

Ambos sistemas de trabajo coexistieron paralelamente hasta que a finales de 1990 empresas como Allied Signal® y Maytag®, decidieron implementar programas que tuvieran componentes de ambas metodologías. El resultado final fue el nacimiento del pensamiento “Lean Six Sigma”, caracterizado por ser una metodología enfocada al cliente, cuyo objetivo principal es reducir el desperdicio o pasos que no agregan valor a un proceso, aumentando su velocidad de ejecución (la parte Lean) y a la vez disminuir la variación de este proceso (la parte Six Sigma).

Juntas, ambas metodologías trabajan de forma sinérgica para alcanzar la excelencia en términos de calidad y mejora de procesos, abarcando la totalidad de las actividades empresariales, docentes de investigación o extensión, dado su enfoque hacia las fallas potenciales de los procesos y su variabilidad inherente.

El universo “Lean” centra su mirada en la detección de pasos que no aportan valor al proceso, constituyéndose en un desperdicio de tiempo, esfuerzo y un aumento de costos.  Algunas de las herramientas más usadas en Lean Manufacturing o Manufactura Fina son: Value Stream Mapping, Heijunka, Kanban, Jidoka, Just in time etc.

El universo Seis Sigma por el contrario, se centra en la detección y reducción de la variación de los procesos, atribuible a “causas especiales” de origen externo, que puedan ser medibles e identificables. Esta metodología tiene dos componentes principales; el ciclo DMAIC o fases de Diseño, Medición, Análisis, Innovación/Mejora y Control del proceso, constituye el corazón de la metodología, es el marco lógico para la investigación de las fallas potenciales. Es un ciclo dinámico que puede ser visitado una y otra vez para corregir o ajustar el análisis.

El segundo componente principal es su orientación estadística, entendida como la toma de decisiones basada en datos y pruebas de hipótesis que le dan la confiabilidad suficiente para ser considerada como una metodología robusta y confiable.

La polivalencia y flexibilidad de esta metodología multipropósito radica en que es capaz de integrar, dentro del marco conceptual del DMAIC, elementos de otras disciplinas tales como; la Manufactura fina o “Lean Manufacturing”, TQM (Total Quality Management), Sistema de Calidad Total y SPC (Statistical Process Control o Control Estadístico de Procesos), y muchos de los elementos del ciclo PDCA de Deming.

En conclusión, Lean Six Sigma es una estrategia de mejora de negocios que integra dos enfoques, Lean Manufacturing y Six Sigma. El enfoque Lean busca aumentar la velocidad de los procesos eliminando las ineficiencias y optimizando la creación de valor, y el enfoque Six Sigma, que busca la detección y eliminación de la variación en los procesos (causas especiales de variación), que afectan a las características críticas de los productos o servicios que son de importancia vital para los clientes.

Finalmente, aquellas empresas que han asumido esta metodología e invertido en ella han experimentado mejoras en el funcionamiento de sus procesos, reducción de costos e incrementos notables de la satisfacción de sus clientes. Lo que se ha traducido en un aumento de los beneficios empresariales y en la amortización de las inversiones efectuadas en la implantación de esta estrategia de mejora.

A manera de corolario se puede afirmar que “Lean Six Sigma” no es solo otro programa de mejora convencional. Como bien lo expresa la Universidad Politécnica de Catalunya “Los proyectos Lean Six Sigma se centran en problemas concretos para cuya elección se realizan estudios de viabilidad económica, utilizan técnicas potentes de recolección y análisis de datos, y exigen un inequívoco compromiso de la dirección. Todo ello encaminado a que las acciones de mejora se reflejen finalmente en beneficios en el balance económico de la empresa.” 

La Universidad Americana, UAM estará ofreciendo próximamente la Maestría en Gerencia de Operaciones, donde se proveerá a los profesionales una serie de herramientas que les permitirán tener un mayor dominio de sus habilidades, competencias y conocimientos integrales en administración de la producción, calidad, logística y gerencia.  

¿Te gustaría estudiar una Maestría en Gerencia de Operaciones? La UAM diseña planes de estudio que promueven la innovación y el emprendimiento, utilizando recursos e infraestructura tecnológica del más alto nivel. Consultá toda la información sobre el programa aquí.