Daniel Querol
Dic 13 2017

“La impresión 3D te permite materializar lo que imaginás”

  • Compartir

Publicado el 13 de diciembre, 2017

Daniel Querol se dedica a imprimir objetos con materiales reciclados, especialmente plástico. Hace seis años, este genetista bioquímico peruano se interesó por la impresión 3D gracias a un mensaje que le envió su madre a través de Whatsapp, en el que le enseñó una variedad de objetos que habían sido creados con esta revolucionaria tecnología.

Desde entonces, se ha dedicado a crear 12 máquinas con las que ha podido imprimir prótesis ortopédicas, diseños para artistas y maquetas para arquitectos. “El potencial que existe con la impresión 3D es inmenso. La imaginación es el límite para lo que se puede hacer con estas máquinas”, aseguró en una entrevista concedida al canal televisivo 100% Noticias.

A finales de enero, Daniel impartirá un curso en la Universidad Americana (UAM) en la que enseñará a los participantes cómo construir una Prusa i3 Querol. En el mundo de las impresoras de acceso libre (Open Source), este modelo es uno de los más probados, robustos y de fácil mantenimiento que existen.

La semana pasada, visitamos a Daniel en su casa de Managua, un espacio que está inundado de libros, pequeños objetos curiosos y máquinas de distinto tamaño que imprimen en tres dimensiones. En esta entrevista, cuya conversación fue editada y condensada para mayor claridad, él nos cuenta qué experimentos ha hecho con esta tecnología y en qué consistirá el curso taller que impartirá en UAM. A continuación, sus respuestas:

¿Cómo surge su interés por la impresión 3D?

Impresion 3DFue por mi mamá. Un día me mandó un mensaje por Whatsapp enseñándome objetos elaborados a través de Impresión 3D. Ella me preguntó si consideraba que yo podía hacer algo parecido y le dije que sí. Empecé a hacerlo porque me fascinaba la idea de poder imprimir un objeto con una máquina. La impresión tradicional es un proceso en el que imprimís una capita de tinta encima de una hoja, pero si hacés más gordita esa capita e imprimís más capitas de determinado grosor, una sobre la otra, terminás teniendo un objeto. Ese es el concepto de la fabricación por adición.

¿Cuáles fueron sus primeros experimentos con la impresión 3D?

Cuando a mí me interesó este tema, hace ocho o diez años, estaban comenzando a salir al mercado las primeras impresoras 3D, que costaban unos 20 mil o 25 mil dólares. Ese precio estaba un poquito fuera de mi rango de posibilidades como profesor universitario (ríe), así que concluí que debía desarrollar una.

Para ese entonces ya existía REPRAP, un grupo en el que se juntan personas de todo el mundo para compartir conocimiento relacionado a máquinas que se producen a sí mismas, lo que quiere decir que son capaces de reproducir piezas. Me puse a trabajar en ello y, cinco o seis años después, tuve mi primera máquina.

Nos comentaba que el precio de la máquina era elevado. ¿Qué otras limitaciones encontró al momento de incursionar en la impresión 3D?

Uno de los obstáculos fue que en Nicaragua no hay muchas piezas disponibles para hacer una máquina como ésta, como ocurre con los motores de paso o los procesadores Arduino. Debés traer estas piezas desde fuera.

La segunda limitante fue estudiar, aunque en realidad eso no es un obstáculo grande porque es divertido investigar cómo funciona una impresora 3D y qué es lo que hace, o cómo funciona un motor de paso, cómo controlar un procesador Arduino o cómo se programa un procesador.

El siguiente factor fue el material, porque traerlo también era muy caro. Por eso, fui a La Chureca y me hice amigo de las personas que reciclan los materiales que allí se encuentran. Yo les compraba y ellos estaban felices porque en lugar de terminar con los motores de un hachazo, estas piezas se terminaron convirtiendo en máquinas. Lo mismo sucede con los cables y el plástico.

¿Qué material está utilizando para imprimir en tres dimensiones?

Es plástico, un material bastante caro que ha bajado su precio de 40 dólares el kilo – puesto en Managua – a tal vez 30 dólares el kilo. La cuestión es que no sabés lo que en realidad estás recibiendo. Podría ser que comprés un material que no necesariamente es adecuado, como en el caso de la mezcla de plásticos. Lo que fabrico yo es un filamento de tres milímetros bastante uniforme. Hice una maquinita que convierte el plástico molido en filamento.

¿Qué es lo que puede imprimir una impresora 3D?

El concepto de lo que se puede imprimir es ilimitado, pero en gran medida será determinado por el tamaño de tu impresora. Es decir, tu objeto no puede ser más grande que lo que pueda producir tu máquina. Además, el material juega un rol importante. Podés imprimir con plástico pero hay otras técnicas, como la impresión 3D por fusión o por sintering, en la que trabajan con metales. Aparecen nuevas técnicas constantemente y los materiales se están diversificando

El límite de la impresión 3D no lo hemos encontrado aún. Además, es interesante saber que los objetos que uno se imagina se puedan convertir en realidad.

Usted impartirá un Curso de Impresora 3D a inicios de 2018. ¿Quién considera que debería tomar este programa?

Yo diría que cualquier persona. Hace poco di un curso en la Casa de los Tres Mundos de Granada y había desde niños de 14 años hasta un señor mayor. Teníamos artistas, arquitectos, un funcionario del Ministerio de Gobernación que se dedicaba a hacer maquetas para la prevención de desastres, entre otros. El curso está diseñado para cualquier persona a la que le interese tener una herramienta práctica, funcional, para imprimir objetos.

¿Los estudiantes deberían tener conocimientos previos para tomar este curso?

Cualquier persona puede tomarlo, pero hay dos factores importantes: disciplina y voluntad. Este curso está diseñado para que las personas que al final van a usar la máquina se familiaricen con la manera en que esta funciona.

Los participantes se pueden saltar ciertas partes del curso. No es indispensable que conozcan, por ejemplo, la programación del procesador Arduino. Sin embargo, aquellos a quienes les interese lo podrán ver. Igual, el que tenga manos un poquito inútiles (ríe), no podrá ajustar los tornillos de la máquina, pero otro participante del mismo equipo que podrá hacerlo.

¿Cuál es la metodología que usted implementará en este curso?

Este es un curso-taller. doy una introducción teórica-conceptual y elementos de cultura general sobre alguno de los aspectos que después se van a aplicar. Inmediatamente después pasamos a armar y ver con qué problemas nos topamos durante el armado. Después viene el siguiente análisis sobre cómo funciona la fusión del plástico, luego pasamos a armar la cabeza que fusiona el plástico, ver cómo funciona el procesador, hacer las conexiones eléctricas. Es un proceso en el que la mayor parte del tiempo la gente está trabajando, haciendo las máquinas.

Durante el curso habrá habrá cinco equipos de unas cuatro o cinco personas cada uno, cada equipo armará una máquina completa, desde cero. La idea es que avancemos lo más rápido posible y que tengamos al menos un día para imprimir objetos.

¿Te gustaría aprender a construir una impresora 3D con Daniel Querol? Consultá todos los detalles sobre su curso aquí.


Contenido: Cinthia Membreño. 

Fotografía: Cinthia Membreño y Carlos Urroz.