Graduacion 2017
Nov 27 2017

¡Felicidades a nuestros graduados!

  • Compartir

Publicado el 27 de noviembre, 2017

El jueves 23 de noviembre fue una noche especial en Managua. El Centro de Convenciones Olof Palme se vistió de gala para ver desfilar a 247 profesionales que, tras varios meses de arduo trabajo y entrega, cumplieron uno de sus mayores sueños profesionales. Las sonrisas de felicidad y orgullo colmaron el recinto, sede de la XIX edición de la Graduación de Maestrías de la Universidad Americana (UAM).

La ceremonia de graduación -a la que asistieron familiares de los graduados, autoridades académicas y colaboradores de la universidad- tuvo un doble significado. No solo se entregó a Nicaragua a un grupo de hombres y mujeres con una alta preparación académica, sino que la actividad coincidió con el 25 aniversario de fundación de la institución.

“Es para mí un honor compartir esta noche con ustedes, graduados, familiares, profesores y colaboradores. Todos hacen posible esta ceremonia de graduación”, comentó durante el discurso de apertura Helio Montenegro, vicepresidente de la Junta Directiva de UAM.

Montenegro relató a los participantes que, el 26 de noviembre de 1992, UAM inició operaciones, al ser aprobada ese día la autorización legal extendida por el Consejo Nacional de Universidades (CNU) de Nicaragua. Este reconocimiento la convirtió, a su vez, en la primera entidad de educación superior de carácter privado fundada después de la década de los ochenta.

“Empezamos con la idea de ser una universidad solo de posgrados, pero la realidad siempre se termina imponiendo. Nos dimos cuenta que había un vacío a nivel de pregrado. Nicaragua recién se recuperaba de una guerra y había muchas dificultades económicas. En ese contexto fue que tuvimos el espíritu de forjar la buena universidad que teníamos en los sesenta y setenta”, relató.

Una alma máter en evolución

Hasta la fecha, la universidad ha logrado una gran evolución. UAM pasó de ofrecer programas de licenciatura en una casa residencial ubicada en Bolonia, a contar con más de 80 programas de educación continua que se imparten en su sede actual, localizada en el Costado Noroeste de Camino de Oriente.

La trayectoria de la educación continua de UAM se remonta a la Maestría en Administración de Empresas (ITESM), un programa que cuenta con el respaldo del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. De este programa, informó Montenegro, se han graduado 400 profesionales y en sus posgrados han participado al menos mil personas.

A partir de 2011, la entidad diversificó sus programas, entre los que destacan la Maestría Ejecutiva en Administración de Empresas (MEAE), Maestría en Arquitectura, Maestría en Comunicación Estratégica, Maestría en Gerencia de la Construcción, Maestría en Derecho Empresarial Corporativo, Maestría en Gerencia de Operaciones, Maestría en Gerencia de Sistemas de Información, Maestría en Gerencia Bancaria, Maestría en Gerencia de Proyectos, Maestría en Gestión de Recursos Humanos y Maestría en Marketing.

Los frutos de un arduo trabajo

En la ceremonia del jueves pasado, participaron autoridades académicas de UAM: Félix Palacios, presidente de la Junta Directiva; Helio Montenegro, vicepresidente de la Junta Directiva; Ernesto Medina, rector de UAM; James Zablah del Carmen, director de la Dirección de Posgrado & Educación Continua (DPEC), Yanina Argüello, secretaria general de la universidad y los decanos de las facultades de Ingeniería; Ciencias Jurídicas & Relaciones Internacionales; Diseño, Arquitectura y Ciencias de la Comunicación; y Ciencias Administrativas.

El máster Mario Alonso Avilés, mejor alumno de la promoción y quien recibió el reconocimiento Magna Cum Laude por su desempeño académico, aseguró que se graduó satisfecho por la alta calidad de los docentes que compartieron sus conocimientos con él.

Asimismo, Avilés dijo que uno de los valores agregados de la Maestría en Derecho Empresarial Corporativo fue el intercambio generacional presente durante el transcurso de su programa y el espacio que tuvieron para reflexionar sobre el rol de la educación en el desarrollo social de Nicaragua.

“Felicito a la Universidad Americana por su veinticinco aniversario y a mis compañeros por este logro. Todo lo que somos y lo que tenemos es producto de nuestro arduo trabajo”, concluyó.