Idea de negocio
Ene 23 2018

Empezá tu negocio sin renunciar a tu trabajo

  • Compartir

Publicado el 23 de enero, 2018

El emprendimiento, sea en la forma de un trabajo de medio tiempo o un trabajo que complemente los ingresos tradicionales, puede ser una estrategia bastante útil para tu profesión y una manera de desarrollar nuevas habilidades.

Según expertos de la Revista Harvard Business Review, quienes deseen incursionar en este camino deben, ante todo, descubrir qué tipo de trabajo de medio tiempo (o freelance) quieren desarrollar y si esta opción podría terminar convirtiéndose en un negocio propio. Entonces, habrá que preguntarse:

  • ¿Cómo saber en qué querés enfocarte?
  • ¿Cómo podés evaluar tu ‘expertise’?
  • ¿Cuáles serán los primeros pasos que debés tomar una vez que considerés que encontraste la idea de negocio o trabajo correcta?

Estas son cinco puntos que deberías tomar en cuenta:

1. No te enamorés de tu primera idea

Lo primero que deberías hacer es probar su tu idea de trabajo de medio tiempo resuelve algún problema de los consumidores. También es bueno investigar bien cuál es tu audiencia y descubrir si los consumidores potenciales querrán incluso invertir dinero en tu solución.

2. Definí qué habilidad profesional te hace único

En lugar de tratar de imaginar lo que la audiencia está buscando, es mejor escuchar lo que están pidiendo. Si, por ejemplo, en tu trabajo te están invitando a dar charlas sobre determinado tema constantemente y te das cuenta que la gente valora la perspectiva con la que ves determinado aspecto de la industria, es momento de valorar si habrá clientes potenciales que estén dispuestos a pagar por tu conocimiento.

3. No te apresurés a renunciar a tu trabajo

Algunas personas se emocionan tanto respecto a su idea de emprendimiento que quieren entrarle de lleno y abandonar su puesto laboral del día a día. Sin embargo, los expertos recomiendan continuar hasta por al menos un año, sino más tiempo.

Buscá las respuestas a las preguntas iniciales para refinar tu idea de negocio y una vez que encontrés a una persona que esté dispuesta a pagar por tu servicio, será el momento de “saltar”.
4. Invertí en desarrollar tus habilidades profesionales

Muchos colaboradores de empresas, incluso si son bastante talentosos, podrían no estar realmente listos para ser emprendedores en un inicio.

Es por eso que se recomienda hacer un esfuerzo real – mientras todavía tenés un trabajo estable – de invertir tiempo y dinero en tus habilidades y competencias profesionales en los temas de tu interés y que te ayudarán para sacar adelante tu emprendimiento.

5. Enfocate en una cosa a la vez

Cuando de verdad estés listo para lanzar tu negocio, podrías sentirte abrumado por todas las cosas que deberías hacer para que sea exitoso. En lugar de eso, es mejor desarrollar una cosa a la vez, pero debe ser algo en lo que realmente seas bueno, y partir de allí.

Por ejemplo, si sos muy bueno brindando conferencias sobre cómo lograr que te den ascensos laborales en poco tiempo, podés impartir estas charlas a través de webinars y, con el tiempo, identificar otros tipos de capacitaciones que podrías dar en otros formatos.

El mejor punto de partida es simplemente pensar en aquello por lo que tus amigos y colegas ya te están buscando, y estar dispuesto a experimentar y a ser flexible. Después de todo, rara vez ocurre que un emprendedor desarrolle una idea de negocio correcta la primera vez que lo intenta.


¿Te gustaría invertir en desarrollar tus habilidades profesionales? Estudiá una Maestría Ejecutiva en Administración de Empresas (MEAE). Más información sobre el programa aquí

Leé la versión original del artículo aquí.