Office
Dic 06 2017

¿Cómo alcanzar el nirvana profesional en 2018?

  • Compartir

Publicado el 06 de diciembre, 2017

Si arrancaste 2017 con un nuevo trabajo, es muy probable que a estas alturas haya surgido el deseo de querer mejorar en todo y de tener más cosas de las que ya conseguiste. Como dueño de tu propia empresa, jefe de un departamento o subordinado, seguro querrás tener un equipo laboral más grande, mayores soluciones tecnológicas o flexibilidad laboral. También se te habrá metido la idea de adoptar nuevas responsabilidades y, sobre todo, de ganar más dinero.

Silvia Leal, Doctora en Psicología y experta en inno-liderazgo y transformación digital, asegura en un artículo publicado en el diario El País (España), que estos anhelos son completamente humanos, normales y hasta predecibles. Además, aclara que cuando estos deseos no se cumplen, la sensación de felicidad poco a poco se disipa y aparece el estrés, la frustración y el desengaño. ¿Te parece familiar?

A continuación, Leal comparte seis consejos para no dejarse vencer por esta etapa:

1. Hacer las cosas impecablemente

La psicóloga recomienda esforzarte por hacer un trabajo bien hecho día tras día. Para ello, asegura que pensar en la serie de acciones que debés cumplir para lograr una meta. “Si querés una vida profesional plena, debés pasar de los sueños a la acción y trabajar siempre con impecabilidad porque lo contrario no le hace bien a tu carrera”, advierte.

2. Apostar por la tecnología

Si querés ser competitivo en el mundo actual, debés esforzarte por mantenerte al día en lo que concierne al mundo digital. Preguntate:

¿Qué tecnologías impactan sobre mi trabajo, y lo cambiarán?
¿En qué consisten?
¿Para qué valen?
¿Qué más se podría hacer con ellas?

Una vez respondidas, encontrarás nuevas ideas para innovar en tu profesión.

3. Practicar el optimismo

Silvia Leal manifiesta que la diferencia entre los optimistas y los pesimistas, es que los primeros escogen ver el lado positivo de las cosas, incluso cuando les ocurren situaciones negativas. “Pareciera que la vida les sonríe, cosa que suele ser cierta porque entienden cada fracaso como fuente de aprendizaje, una actitud mental que acompaña a las personas de éxito”, indica.

4. Estudiar
La mayor escuela que todos tendremos es la vida, cierto, pero estudiar no debe dejar de hacerse nunca, sobre todo si querés tener una trayectoria profesional sostenible y exitosa.

“Vivimos tiempos de aceleración histórica donde todo cambia a una velocidad de vértigo, por lo que lo que aprendiste ayer habrá cambiado mañana y todos nos tenemos que reciclar si queremos un empleo que nos dure toda la vida y que nos proporcione tranquilidad”, aconseja Leal.

5. Ser generoso

El networking es necesario, ¿pero de qué nos sirve si a la hora de la verdad esos contactos no valen para nada? Al final, lo que podrías tener es una larga lista de nombres de personas que afirman que algún día te conocieron y ya.

Lo que falta para establecer lazos reales es la generosidad. “¿Por qué habría de hacer alguien algo por vos si vos no lo haces por los demás? Cambiá el chip y empezá a ser generoso con los que tengas más cerca (redes incluidas). Te lo devolverán”, expresa la psicóloga.

6. Cuidar tu vida personal

Es una realidad que cuando el ámbito laboral no funciona, el ámbito personal termina viéndose afectado. “Así que hacé deporte, tené amigos, tomate tus tiempos y, por supuesto, si querés tener familia, apostá por ella. Si no lo hacés, antes o después lo lamentarás y, desde luego, de nirvana, nada de nada”, concluye Leal.

Leé la versión original de este artículo aquí.